Reserva tu vuelo desde Sevilla (SVQ) a Sarrebruck (SCN)

Vuelos desde Sevilla

Los vuelos desde Sevilla de airberlin operan en el Aeropuerto de Sevilla-San Pablo (SVQ) y ponen rumbo a destinos españoles y europeos. Situado a 10 kilómetros al noroeste de la ciudad de Sevilla, este aeropuerto brinda servicio a unos 4 millones de pasajeros cada año.

Información sobre el Aeropuerto de Sevilla-San Pablo

La terminal del aeropuerto, recientemente renovada, refleja en su diseño la tradicional cultura sevillana. La increíble arquitectura de la terminal de llegada, inspirada en las mezquitas y palacios, luce altos techos abovedados y vistosos arcos, decorados con azulejos azules y árboles de naranjo.

El aeropuerto ofrece diversas comodidades y servicios: dos aparcamientos, un puesto de primeros auxilios, cajeros automáticos, una oficina de objetos perdidos y salas de conferencias. Antes de la salida de tu vuelo, disfruta de una deliciosa comida local en el restaurante del aeropuerto, o bien vete de compras por las tiendas libres de impuestos.

Cómo llegar al Aeropuerto de Sevilla-San Pablo

Desde el centro de la ciudad parte un servicio público de autobús al Aeropuerto de Sevilla-San Pablo con una frecuencia de 20 a 30 minutos y con parada en la estación del AVE. Un taxi al Aeropuerto de Sevilla-San Pablo te llevará hasta la puerta de la terminal en unos 30 minutos.

Llegada a Sarrebruck

Reservar tus vuelos a Sarrebruck será el primer paso de una aventura que te conducirá a una de las regiones más pintorescas de Alemania. Esta metrópoli, abrazada por la oscura silueta del río Saar, es una joya barroca que rezuma misterio y romanticismo. Visita airberlin.com y aprovecha sus excelentes ofertas de vuelos a Sarrebruck.

Tu primera vez en Sarrebruck

Viajar a Sarrebruck es acudir a una cita con el pasado. Visita el Palacio de Sarrebruck, una obra maestra de la arquitectura barroca que tiene más de mil años y atesora un museo que ofrece un apasionante recorrido por la historia de la región.

Sarrebruck a tu medida

Sarrebruck no solo es historia, también tiene espacios ideales para relajarse, como el Jardín Franco-Alemán, la mayor superficie verde de la ciudad. Para reponer fuerzas al final del paseo, te aguarda una exquisita selección de restaurantes donde podrás degustar un almuerzo tranquilo rodeado por la fragancia de la naturaleza.

Aprovecha al máximo tus vacaciones en Sarrebruck

La primavera y el verano son las épocas ideales para reservar tus billetes a Sarrebruck, sobre todo si quieres disfrutar de sus bosques y jardines. No obstante, durante el invierno te resultará más fácil encontrar hoteles baratos en Sarrebruck, una temporada que también tiene su encanto ya que encontrarás una ciudad libre de multitudes. En una temporada u otra, apuesta por airberlin y disfruta de su excelente servicio a bordo que incluye aperitivos y refrescos gratuitos.