Reserva tu vuelo desde Nueva York (JFK) a Moscú (DME)

Vuelos desde Nueva York

El Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York (JFK) es un importante epicentro de viajes que conecta la ciudad con otros lugares de Estados Unidos, Canadá y Europa. Los vuelos desde Nueva York de airberlin se dirigen a diferentes ciudades de Alemania y otros países europeos.

Información sobre el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy

El Aeropuerto Internacional John F. Kennedy ofrece una amplia gama de tiendas, bares y restaurantes dentro de sus terminales, en los cuales podrás encontrar desde pizzas y bocadillos hasta cenas en toda regla. También podrás aprovechar los cajeros automáticos y los puntos de cambio de divisas para organizar tus finanzas antes de dirigirte a la ciudad.

Cómo llegar al aeropuerto en Nueva York

El Aeropuerto Internacional JFK se encuentra 24 kilómetros al sureste de Manhattan, en la ciudad de Nueva York. Los hoteles cercanos cuentan con un servicio de traslado hasta el mismo, pero también puedes tomar un tren al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy; desde la estación de Jamaica parten las líneas E, J y Z de Long Island. También podrás tomar un autobús al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, que sale cada media hora. Si prefieres apostar por la comodidad, puedes contratar un taxi al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy desde la ciudad. Si llegas en tu coche, contarás con la opción de aparcamientos de corto y largo plazo en sus instalaciones, desde donde hay un servicio de lanzadera hasta las terminales.

Llegada a Moscú

Moscú es un enorme tapiz que refleja la cultura y las tradiciones de Europa del Este, pero, si miras entre sus costuras, descubrirás un estilo de vida contemporáneo. Aprovecha las ofertas de vuelos a Moscú y sumérgete en una ciudad donde arte, historia y modernidad se dan la mano. Los vuelos a Moscú de airberlin te garantizan un viaje cómodo para que llegues a tu destino relajado y dispuesto a vivir una aventura inolvidable.

Primera vez en Moscú

Moscú se divide en una serie de circunvalaciones que se extienden por toda la ciudad y toman la Plaza Roja como epicentro. Sin embargo, los anillos internos son los que atraen las miradas de los turistas, ya que pasan por las principales atracciones moscovitas, como el Kremlin y las catedrales más imponentes.

Moscú a tu medida

Viajar a Moscú implica descubrir sitios únicos. Los niños estarán de plácemes en el Teatro de Títeres Obraztsov, sobre todo si viajas en invierno, ya que durante esta temporada se exhiben obras todas las noches. Los adultos podrán encontrar su propio paraíso en un ‘banya’, una auténtica casa de baños rusa donde te aguarda una sauna caliente y unos golpes con ramas de abedul que mejorarán tu circulación y te harán salir rejuvenecido.

Aprovecha al máximo tus vacaciones en Moscú

La capital de Rusia es una ciudad costosa, pero aun así, si buscas con detenimiento, podrás encontrar hoteles baratos en Moscú que se adapten a tu presupuesto. Si reservas los billetes a Moscú con antelación, también podrás encontrar precios muy convenientes que te permitan vivir tu propia aventura moscovita.