Reserva tu vuelo desde Múnich (MUC) a París (CDG)

Vuelos desde Múnich

Los vuelos desde Múnich de airberlin parten del Aeropuerto de Múnich (MUC), situado a 28 km al noroeste de la ciudad, y conectan esta urbe alemana con diferentes puntos del territorio nacional y europeo. Se trata de una instalación de carácter internacional que se ha convertido en el segundo aeropuerto más transitado de Alemania.

Información sobre el Aeropuerto de Múnich

El Aeropuerto de Múnich ofrece una amplia gama de opciones de entretenimiento para hacer que tu visita sea más agradable. Podrás recorrer sus más de 200 tiendas, tomar un aperitivo o disfrutar de una cena en alguno de sus numerosos restaurantes y bares, o aprovechar el tiempo para ponerte en forma en el gimnasio. El aeropuerto también cuenta con otros servicios: conexión Wi-Fi, bancos, puntos para el cambio de divisas, duchas y una clínica de salud.

Cómo llegar al Aeropuerto de Múnich

Los viajeros que lleguen conduciendo podrán utilizar el aparcamiento del aeropuerto para estancias cortas y largas. También puedes pedir un taxi al Aeropuerto de Múnich que tardará unos 45 minutos desde la ciudad. Otra alternativa consiste en tomar un tren al Aeropuerto de Múnich. En ese caso deberás apostar por la línea S1, que tarda aproximadamente el mismo tiempo que un taxi y tiene una frecuencia regular. También están disponibles diferentes líneas de autobús al Aeropuerto de Múnich, tanto desde la ciudad como desde las urbes vecinas.

Llegada a París

Los vuelos a París de airberlin te abren las puertas a una de las ciudades más queridas del mundo. Hogar de casi un quinto de la población francesa, París es un fantástico crisol de historia y creatividad que a lo largo de los siglos ha servido como fuente de inspiración a las mentes más prodigiosas. La semilla del París de hoy fue plantada en el siglo III a.C. y desde entonces no ha hecho más que crecer, hasta convertirse en una flor de mil aromas.

Primera vez en París

Sinuosas calles y callejuelas de inusitada armonía arquitectónica te conducirán a los tesoros escondidos de la ciudad, desde fastuosos monumentos hasta pequeños bares llenos de encanto. Para descubrirlos, solo tienes que alzar tu cabeza o perderte en cualquier esquina.

París a tu medida

Muéstrale tus respetos a París visitando las tumbas de Jim Morrison, Oscar Wilde y Molière, grandes personajes sepultados en el Cementerio de Père Lachaise. Para disfrutar de una tarde inolvidable en familia, súbete al tobogán del dragón o piérdete en el laberíntico Parc de la Villette, uno de los parques más grandes de la ciudad.

Aprovecha al máximo tus vacaciones en París

Entre noviembre y marzo, cuando las temperaturas son más frías, podrás encontrar vuelos baratos a París. La temporada alta es el verano, así que no te asombres si encuentras la ciudad atestada de turistas. La primavera y el otoño son muy agradables y convenientes para reservar vuelos, ya que no hay tanta gente y podrás encontrar hoteles baratos en París.