Reserva tu vuelo desde Kárpatos (AOK) a París (CDG)

Volar desde Kárpatos

El Aeropuerto de Kárpatos (AOK) se encuentra en el extremo sur de la Isla de Kárpatos y cuenta con unas instalaciones pequeñas que funcionan básicamente como centro de conexiones. Reserva tus vuelos desde Kárpatos con airberlin para viajar a Atenas y otros lugares de Grecia, así como a diversos destinos internacionales como Múnich.

Información sobre el Aeropuerto de Kárpatos

Con capacidad para operar siete aviones a la vez, el Aeropuerto de Kárpatos cuenta con una de las pistas de aterrizaje más largas de Grecia. Sus instalaciones permiten que los viajeros realicen pequeñas compras como diarios, revistas y artículos libres de impuestos, y están diseñadas para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida. El aeropuerto cuenta con vuelos semanales a Rodas y Atenas, aunque durante el verano se incrementan las conexiones internacionales para adaptarse al elevado flujo de turistas.

Cómo llegar al Aeropuerto de Kárpatos

El Aeropuerto de Kárpatos se encuentra localizado a 15 km al sur de la ciudad de Pigadia, en la región de Afiartis. Para viajar en autobús al Aeropuerto de Kárpatos existen diversas paradas en los pueblos aledaños. Si prefieres desplazarte con mayor comodidad, la mejor opción es pedir un taxi al Aeropuerto de Kárpatos en la parada de Pigadia ubicada en el centro de la ciudad. Recuerda que los taxis pueden ser reservados por Internet con antelación. El aeropuerto cuenta además con una zona de aparcamiento.

Llegada a París

Los vuelos a París de airberlin te abren las puertas a una de las ciudades más queridas del mundo. Hogar de casi un quinto de la población francesa, París es un fantástico crisol de historia y creatividad que a lo largo de los siglos ha servido como fuente de inspiración a las mentes más prodigiosas. La semilla del París de hoy fue plantada en el siglo III a.C. y desde entonces no ha hecho más que crecer, hasta convertirse en una flor de mil aromas.

Primera vez en París

Sinuosas calles y callejuelas de inusitada armonía arquitectónica te conducirán a los tesoros escondidos de la ciudad, desde fastuosos monumentos hasta pequeños bares llenos de encanto. Para descubrirlos, solo tienes que alzar tu cabeza o perderte en cualquier esquina.

París a tu medida

Muéstrale tus respetos a París visitando las tumbas de Jim Morrison, Oscar Wilde y Molière, grandes personajes sepultados en el Cementerio de Père Lachaise. Para disfrutar de una tarde inolvidable en familia, súbete al tobogán del dragón o piérdete en el laberíntico Parc de la Villette, uno de los parques más grandes de la ciudad.

Aprovecha al máximo tus vacaciones en París

Entre noviembre y marzo, cuando las temperaturas son más frías, podrás encontrar vuelos baratos a París. La temporada alta es el verano, así que no te asombres si encuentras la ciudad atestada de turistas. La primavera y el otoño son muy agradables y convenientes para reservar vuelos, ya que no hay tanta gente y podrás encontrar hoteles baratos en París.