Reserva tu vuelo desde Dresden (DRS) a Nápoles (NAP)

Vuelos desde Dresden

Dresden se está convirtiendo en un destino turístico cada vez más popular, por lo que el aeropuerto de la ciudad es hoy uno de los principales puntos de entrada al país. Convenientemente situado a tan solo 9 kilómetros al noroeste del centro de la ciudad, el Aeropuerto Internacional de Dresden (DRS) es una instalación con mucha historia a sus espaldas que hoy ofrece una imagen moderna. Los vuelos desde Dresden de airberlin conectan la urbe con otros destinos en Alemania, Europa y el resto del mundo.

Información sobre el Aeropuerto Internacional de Dresden

Al recorrer el Aeropuerto Internacional de Dresden tendrás la sensación de caminar por un centro comercial en vez de por un aeropuerto. En sus pasillos se mezclan tiendas, bares y restaurantes que no dejarán que te aburras mientras esperas la salida de tu vuelo. Si necesitas ayuda para planificar tus vacaciones, en la agencia de viajes podrás consultar a un especialista que te echará una mano. Y no olvides pasar por la plataforma de observación, donde podrás tomar una copa mientras disfrutas de la vista de las pistas.

Cómo llegar al Aeropuerto Internacional de Dresden

Puedes coger un tren al Aeropuerto Internacional de Dresden y bajarte en la estación que se encuentra justo debajo de la terminal. El trayecto desde la ciudad dura unos 20 minutos. El autobús al Aeropuerto Internacional de Dresden es una opción aún más económica pero tendrás que hacer varios transbordos. Por eso, si prefieres apostar por la comodidad, será mejor que contrates un taxi al Aeropuerto Internacional de Dresden.

Llegada a Nápoles

Reserva tus billetes a Nápoles con airberlin y disponte a conocer una ciudad donde la historia y la cultura se entrelazan maravillosamente. Explora sus ruinas antiguas, descubre los tesoros que esconden sus museos y asómbrate ante la preciosa arquitectura que adorna sus calles. No lo pienses más, toma uno de los vuelos a Nápoles y sumérgete en esta bulliciosa y elegante urbe al sur de Italia.

Primera vez en Nápoles

Viajar a Nápoles y no visitar Pompeya es un pecado que no querrás cometer. Las ruinas de esta antigua ciudad sepultada por una erupción volcánica en el año 79 d. C. fueron devueltas a la luz siglos más tarde y hoy ofrecen una imagen impresionante. Podrás ver frescos intactos e incluso barras de panes que fueron preservadas por las cenizas, como si la vida se hubiese quedado congelada en el tiempo.

Nápoles a tu medida

Las excursiones guiadas son una excelente manera para impregnarse del espíritu de la ciudad, sobre todo si es la primera vez que viajas a Nápoles. Puedes recorrer sus calles a pie o con un Segway mientras desfilan ante tus ojos los monumentos más emblemáticos de la urbe, sus museos y galerías de arte. Los amantes de la buena mesa tendrán que tomar un rumbo diferente: una ruta gastronómica 100% napolitana que les llevará a degustar las deliciosas pizzas, las pastas y el café expreso que han hecho famosa a esta ciudad.

Aprovecha al máximo tus vacaciones en Nápoles

Podrás encontrar hoteles baratos en Nápoles durante la temporada baja -entre noviembre y marzo-, cuando la ciudad está más tranquila y el clima aún es agradable. No obstante, en otoño te resultará más fácil encontrar convenientes ofertas de vuelos a Nápoles.