Reserva tu vuelo a Italia

Italia es un destino de ensueño para muchos. Reserva tus vuelos a Italia y descubre una de las mejores gastronomías del mundo, paisajes únicos, ciudades llenas de vitalidad y una historia cautivadora. Italia se convertirá en uno de tus países favoritos, pues cada vez que regreses descubrirás una nueva razón para amarlo y visitarlo de nuevo.

Qué atracciones no te puedes perder en Italia

  • Ningún viaje a Italia sería completo sin visitar Roma y su atracción más legendaria: el Coliseo
  • Navega por los canales de Venecia a bordo de una góndola y déjate seducir por la atmósfera de una de las ciudades más románticas del mundo
  • En Nápoles, capital de la pizza italiana, tendrás la oportunidad de probar la mejor pizza que comerás en toda tu vida

Descubre Italia

Aunque Italia es uno de los destinos turísticos más populares del mundo, cuenta con ciudades y regiones que aún son desconocidas por la mayoría de turistas. Reserva tus billetes a Italia para visitar la región de Apulia, el “tacón de la bota” de Italia, y explorar pueblos encantadores repletos de casitas blancas. No dudes en hacer una escapada desde Roma y pasear por los túneles de la ciudad subterránea de Orvieto.

Los placeres de Italia

Desde cenas íntimas acompañadas con un excelente vino, hasta pizzerías bulliciosas, hay muy pocas ciudades con una gastronomía y una vida nocturna comparables a las que ofrece Roma. Algunas zonas populares para disfrutar del ocio nocturno son Testaccio, Campo de' Fiori y Trastevere. Aunque recuerda que los lugares más interesantes a menudo se descubren con solo explorar a pie las calles mientras preguntas a los habitantes.

Planea tus vacaciones en Italia

Si planeas visitar Italia en verano, asegúrate de buscar ofertas de vuelos a Italia con antelación, pues hay muchísimos turistas durante la temporada alta. Es más fácil encontrar hoteles baratos en Italia durante el invierno, una época conveniente para visitar las atracciones culturales de Roma y Milán. Viaja a Italia con airberlin para disfrutar desde el inicio de tus vacaciones.