Reserva tu vuelo a Francia

Tus billetes a Francia con airberlin son una carta de invitación para conocer la riqueza cultural de un país impregnado de historia. Al recorrer la campiña francesa no dejarás de sorprenderte por la exuberancia de sus paisajes; y la exquisita cocina francesa -probablemente una de las mejores del mundo-, cautivará tu paladar. Déjate llevar por el encanto de los rincones donde se escribió la historia de este país insignia de la Europa Occidental. Comienza tu viaje con un ameno vuelo en uno de los modernos aviones de airberlin, diseñados para garantizar tu comodidad.

Qué hacer en Francia

  • Maravíllate con la increíble vista panorámica de París que se aprecia desde la cima de la Torre Eiffel; podrás subir a pie o en ascensor
  • Recorre los viñedos de las 11 regiones vinícolas más importantes de Francia y deleita tu paladar con las notas aromáticas de sus distintos vinos
  • Enfrenta el desafío de una de las pistas de esquí más altas de Europa; deslízate con tus esquís o snowboard por los Alpes franceses y goza de su excelente nieve

Las joyas ocultas de Francia

En Francia hay mucho por descubrir más allá de París. Aprovecha las ofertas de vuelos a Francia y acércate, por ejemplo, a Neuf-Brisach, un sorprendente alcázar construido cerca de la frontera con Alemania. En Nernier, la brisa del Lago Lemán te invitará a relajarte, y en la campiña borgoñesa se encuentra Alesia, la ciudad en la que se definió la Batalla de César contra los romanos.

Placeres franceses

Reserva tus vuelos a Francia para disfrutar de una experiencia gastronómica única. Prueba los clásicos de la cocina gourmet, saborea los exquisitos quesos franceses y complace los caprichos de tu paladar con unos postres deliciosos. En Francia, la cultura del buen comer se caracteriza por unas comidas relajadas que pueden llegar a durar varias horas. Durante tus aventuras gastronómicas tendrás la ocasión de comprobar que, en la cocina francesa, confluyen cientos de años de tradición y cultura.

Planifica tus vacaciones en Francia

El clima es distinto de una región a otra; por ejemplo, el clima del sur de Francia es más templado y seco que el del norte. Te resultará más sencillo encontrar hoteles baratos en Francia durante los meses de invierno, ya que el verano es la temporada más concurrida.